El disímil avance en hospitales de Puente Alto: mientras uno tiene 65%; el otro, recién hará su diseño

hospital pte alto

La historia de los nuevos hospitales de la comuna de Puente Alto está ligada no solo por su ubicación geográfica. A fines de 2013, y con la ceremonia de la colocación de la primera piedra recién hecha, el primero de ellos enfrentó su primera polémica: el alcalde Germán Codina (RN) acusó que, terminado el acto, había cesado cualquier atisbo de trabajo en el lugar.

Luego, ya instalado el gobierno de Michelle Bachelet y sin que aún hubiera siquiera movimientos de tierra en el lugar, surgió una agria disputa entre la ministra de Salud de la época, Helia Molina, y las anteriores autoridades, luego que Molina afirmara que no se trataba de un hospital, sino solo de “poco más que un consultorio”. La ministra aludía así a que la primera etapa del recinto contempla solo la parte ambulatoria. Es decir, no tendrá camas, pabellones ni servicio de urgencia, por dar algunos ejemplos, pues serán incorporados en una segunda etapa.

Un par de kilómetros más al norte, el nuevo Hospital Sótero del Río tendría que librar sus propias batallas. Justo antes de dejar el poder, el gobierno de Piñera envió a Contraloría la adjudicación de la concesión del recinto, que según sus cálculos debía entrar en operaciones en 2018. La actual administración, sin embargo, decidió dejar de lado la concesión y construirlo con recursos propios.

A casi dos años de estos eventos, ambos hospitales muestran caras muy disímiles. Mientras la primera etapa del Hospital de Puente Alto tiene un 65% de avance (dos puntos por sobre el calendario de construcción), el Sótero del Río consiguió financiamiento para iniciar sus estudios de diseño de especialidades en 2016.

El director del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, Antonio Infante, es optimista sobre el futuro de la atención de salud en la comuna. Espera que la parte ambulatoria del Hospital de Puente Alto esté operativa a fines del próximo año, y que el nuevo Sótero del Río pueda ser licitado en 2017.

El ya nombrado director del Hospital de Puente Alto, Rodrigo Martínez, explica que los 50 nuevos médicos que tendrá ese centro asistencial serán una oferta completamente nueva para la comuna, pues se sumarán a lo que ya se hace en el Sótero del Río.

El alcalde Codina, no obstante, clama por darle prioridad a este último recinto. “Aquí se puso fin a la concesión del Sótero del Río por una razón ideológica, sin tener disponibles recursos públicos para garantizar la atención a los usuarios”, afirma. A su juicio, “fue una puñalada por la espalda a la gente más pobre”.

Con todo, Codina valora el avance en el Hospital de Puente Alto para responder a los usuarios, al menos, en lo ambulatorio.

Por El Mercurio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *