Las primarias y el escenario en Pirque

urna alcaldeEl giro que el día de ayer dió el Tribunal Calificador de Elecciones (TRICEL) a las primarias de la Nueva Mayoría, que ahora si podrán realizarse, abre un nuevo escenario político en la comuna de Pirque.

Hasta ante ayer, tres eran las figuras de la Nueva Mayoría que aspiraban al sillón alcaldicio: Luis Batallé (PS), David Nieto (PPD) y Raúl Palacios (MAS). Y ante la falta de primarias, para las cuales todos declaraban estar preparados, comenzaron a gestionarse los acuerdos políticos para lograr un candidato único de la oposición. Pero ese acuerdo único sería a nivel de cúpulas y de cuoteos, nada más alejado de lo que la ciudadanía espera de su clase política.

La falta de un mecanismo de elección con respaldo ciudadano solo favorecía a un candidato, que hasta el momento es el más aventajado de todos, y que no está en el listado anterior: Cristián Balmaceda (RN), actual alcalde, que considerando sus anteriores votaciones y el trabajo en su condición de alcalde, tiene una ventaja importante en el electorado.

Este despegue de Balmaceda hay dos maneras de explicarlo: como el resultado de su gestión y su trabajo en terreno, o, tal vez, como la farra de la Nueva Mayoría al no ponerse de acuerdo desde el inicio y lanzar una candidatura única y potente, que concentrara interés y votación. O, quizás, la explicación son ambas razones. Cada uno de ustedes puede sacar sus conclusiones.

El día de ayer el TRICEL le dió oxigeno a la Nueva Mayoría a nivel país y, por supuesto, eso también aplica para la comuna de Pirque. Las primarias constituyen para el bloque más que la instancia de ponerse de acuerdo en un candidato único, la gran oportunidad de tener un candidato legitimado por la voluntad popular y, además, tener una candidatura instalada, con todo su mecanismo aceitado y en funcionamiento.

El bloque opositor a Balmaceda ha perdido tiempo muy valioso, pero en política la carrera está ganada cuando se llega a la meta, y no antes. La amplia ventaja de Balmaceda necesariamente reduce la posibilidad de crecimiento de su respaldo, no así el candidato de la Nueva Mayoría, quien puede aumentar sus números rápidamente, recuperando el tiempo perdido.

¿Será Batallé capaz de ganar las primarias y aumentar su base de votación del 28.2% del 2012, quedándose esta vez con la alcaldía?. ¿Nieto podrá consolidarse y ganar unas primarias, en las cuales como candidato único podría sumar voluntades y destronar a Balmaceda?. ¿Será Raúl Palacios el candidato que dé la gran sorpresa?. Solo queda esperar y ver como la Nueva Mayoría juega sus cartas.

El Director.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *