Vicepresidente de EE.UU. pidió al mundo aislar a Corea del Norte

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó este martes que este país tratará de “poner de acuerdo a la comunidad internacional” para “aplicar más presión diplomática y económica” sobre Corea del Norte para conducirle a la desnuclearización.

Aunque recalcó que Washington mantiene “todas las opciones abiertas” para lidiar con el problema norcoreano, Pence precisó que la política de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, será “dialogar con todos los aliados en la región y del resto del mundo”, dijo en una conferencia de prensa en Tokio durante su visita a Japón.

“El diálogo es necesario, pero también es necesario ejercer presión”, afirmó el “número dos” de la Casa Blanca, quien  añadió en este sentido que Estados Unidos aboga por someter a Corea del Norte a un “mayor aislamiento” y “empujarle así al abandono total de su programa nuclear”.

Pence recalcó que el anterior enfoque estadounidense de “paciencia estratégica” ante Corea del Norte “ha fracasado” y solo ha obtenido como frutos “promesas incumplidas y más provocaciones” por parte de Pyongyang, por lo que el que gobierno que lidera Trump emprenderá por un camino distinto.

Esta nueva vía, dijo, comenzará con el intento de “unir fuerzas de la comunidad internacional”, y en particular se refirió a China, Japón y Corea del Sur, países que “han mantenido a lo largo del tiempo una postura a favor de la desnuclearización de la península de Corea”.

Pence se pronunció así en respuesta a una pregunta de los medios durante una conferencia de prensa con su homólogo nipón y ministro de Finanzas, Taro Aso, con quien se reunió para tratar fundamentalmente asuntos económicos y comerciales, señala Cooperativa.

Previamente, el vicepresidente estadounidense mantuvo un encuentro con el líder del Ejecutivo nipón, Shinzo Abe, con quien dialogó sobre la estrategia común ante los repetidos ensayos armamentísticos del régimen de Kim Jong-un, el último de los cuales tuvo lugar el pasado domingo.

El viaje de Pence al archipiélago nipón tiene lugar tras su paso por Corea del Sur, y en un momento de tensión máxima en la región tras las constantes exhibiciones de poderío militar del Norte, actitud a la que Washington ha respondido con el envío a la península coreana del portaaviones de propulsión nuclear USS Carl Vinson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *